Charla de la Policía sobre las Redes Sociales

Hoy han estado dos agentes de la Policía Nacional (Esther y Susana) en el instituto hablando de los riesgos de las redes sociales para nuestros hijos. Lo primero que hay que destacar fue la audiencia: más de 30 padres estuvimos allí. Sí, pensando que somos más de 600 parece una ridiculez, pero en comparación con otras veces, un triunfo (es algo que deberíamos mirarnos, qué esfuerzo pensamos que merecen nuestros hijos para involucrarnos con su educación...).

En fin, la verdad es que la charla estvo muy bien. Se centraron, sobre todo, en el aspecto legal y delictivo de lo que se hace con Internet. Es cierto que a nivel instituto los chicos ya llegan con unos hábitos y que este tipo de cultura hay que empezar a sembrarla a edades más tempranas, pero siempre es buen momento. Os pongo las cosas que anoté más importantes, pero cualquiera de los que estuvisteis estáis invitados a comentar vuestra opinión y cosas que a mí se me olviden.

- En Internet todos mienten. En mayor o menor medida, ¿cuán fiable es la información que nos da la otra persona?
- Uno de los problemas es que, en general, los chicos de ahora saben mucho más que sus padres de las nuevas tecnologías. Asignatura pendiente de los papis: ponernos las pilas para estar a la altura.
- En cuanto a edades, de a los 15, 16, 17, 18 años los chicos son muy cerrados. Es muy difícil darles consejos (por eso hay que empezar antes)
- Es importante saber decir NO a nuestros hijos. Además les educamos a que ellos sepan decir NO cuando es necesario
- En caso de problema, hay que intentar solucionarlo de manera amigable. En caso de necesidad, se denuncia, pero cuando entra la Policía ya se pone en marcha la maquinaria y no se puede parar (antecedentes, calabozo, cárcel, juicios...)

Cosas para intentar mentalizar a nuestros hijos:

- En el mundo real, cuando los padres se van y los chicos se quedan solos hacen una fiesta. Es algo puntual. En Internet, la fiesta es continua. Por eso es más importante controlar qué se hace.

- Como norma general: no hagas en Internet lo que no harías en el mundo físico: acoso, humillaciones, mostrar fotos/vídeos tuyas comprometidos,...
- No des datos: dónde vives, dónde estudias, con quién sales... No sabes quién está viendo esa información y qué puede hacer con ella.

- Muy importante: los delitos en Internet son lentos. En el muno físico, un atraco se produce en unos instantes. En Internet los malos se toman su tiempo, no tienen prisa y utilizan mucha psicología.

- Como media, cada malo se crea 15 perfiles diferentes en las redes sociales (uno de malote, otro de chica mona, otro de chico, pardillo, otro de "putón", otro de empollona, ....), y cada perfil accede a una media de 300 chavales.

- No te creas inmune. Lo peor es que te confíes y pienses "eso a mí no me puede  pasar". Son listos, se toman su tiempo, saben cómo vencer las barreras. Aprovechan cualquier debilidad (discusión con tus padres, problemas con tu pareja, en los estudios,...).

- Cualquier foto o vídeo que se sube a Internet, aunque sea en modo privado, queda absolutamente fuera de tu control. Esa foto comprometida que compartes con tu amigo no sabes si ese amigo la compartirá "sólo" con otro, y éste con otro... Además, mañana puede que tu amigo y tú discutáis.

- Continuamente se comenten delitos en Internet: Subir fotos/vídeos/información que atenten contra la dignidad de otra persona es un delito. Pero es que compartirla, aunque no lo hayamos creado nosotros, también es delito.Suplantar a otra persona también es delito.

- Aunque parezca que no pasa nada, los delitos se pagan, en muchos casos con cárcel. Además, eso queda ahí para siempre y te puede cerrar muchas puertas.

- En caso de ciber-acoso, lo mejor es pasar de ello. Siempre, ante un problema (ya sea porque eres víctima o porque has metido la pata), habla con tus padres. Es preferible llevarte el "chaparrón" por haber hecho algo incorrecto que encontrarte metido hasta las cejas en un callejón sin salida.

- Sólo en Madrid, en 2013 hubo más de 750 menores de edad juzgados por delitos (sexting, grooming, ciberbullying)

- No pienses "no pasa nada". Nunca seas creador ni promotor de acciones de este tipo. Lo que empieza como una broma, se te va de las manos y acaba en delito
- Cuidado, mucho cuiddado, con quién estableces relación en redes sociales. Por norma, no seas amigo de nadie que no conozcas de verdad. Uno que es un contacto de un amigo no es amigo tuyo. No compartas información con nadie. los malos no tienen prisa, se disfrazan y son expertos en ir venciendo tus reticencias. Nunca quedes con alguien a quien no conoces personalmente. Informa a tus padres de cualquier cosa sospechosa.
- Si algún amigo tuyo de repente se comporta de forma extraña, cuidado, quizás le han suplantado la identidad.  Nunca, nunca, compartas tus contraseñas con nadie. Si acaso, con tus padres. Y no uses de contraseña el nombre de tu grupo favorito o de tu novio. Contraseñas complicadas y cámbialas de vez en cuando.
- Ten relación en redes sociales sólo con gente a la que controlas: sabes qué hacen, sus gustos, su vida
- Esa foto tan graciosa de cuando te pillaste el último pedo queda ahí para siempre. En el futuro puede ser la causa de perder una oportunidad de trabajo. En Internet es imposible borrar todo. Alguien siempre se puede haber quedado copia.

- Ha habido muchos, más de los que piensas, casos de ex-novios, ex-amigos, ex-loquesea, que han utilizado esa información que compartieron de forma privada con ellos y que han hecho muchísimo daño cuando esa relación ha acabado o se ha torcido.




En general, Internet es un medio maravilloso si se usa con precaución. Hay que pensar que todo lo que se hace es totalmente público, aunque no lo creas. Por eso, sólo haz en Internet lo que harías en el mundo real a la vista de todo el mundo.

Buen, gracias a la Policía de Alcorcón por cedernos su tiempo y su conocimiento. Ellos ven la parte oscura. Cuando a ellos les llega un caso es que ya hay un problema gordo. Y, como decía Esther, muchas veces es más preocupante cómo quedan los delincuentes que las víctimas. Las vícitmas lo superan y siguen su vida. Los que han cometido el delito (muchas veces de la manera más imbécil) quedan marcados para siempre.

Nos dejaron algunos ejemplares de una pequeña quía de seguridad hecha por google que podéis ver aquí


Comentarios